Psicología Ayuda Psicológica Cerebro embarazada cambios embarazo

Si has estado embarazada habrás experimentado cosas parecidas

Salir a la calle específicamente a comprar pan y volver sin él. ¿Para qué he salido? Esto me ha llegado a ocurrir estando embarazada. Son muchos los cambios que ocurren en el cerebro de una mujer cuando va experimentar la maternidad. El cerebro se encoge, literalmente, y cambia.

La sensación de falta de concentración y otras capacidades, como la memoria y los reflejos, pueden verse disminuidas. Es parecido al inicio de una enfermedad neurológica, como el Alzehimer.

Experimentos científicos que prueban los cambios en el cerebro

Curiosamente este descubrimiento fue casual. J. Galen Buckwalter, experto en Alzheimer, estaba estudiando el efecto de las hormonas en el cerebro. Observó que “más del 70% de las mujeres embarazadas presentó dificultades para aprender nueva información, no podían manejar más de una cuestión a la vez y se distraían con facilidad”, declaró este científico de investigación psicológica. Profundizando en el tema, examinó a mujeres embarazadas y otras que no lo estaban, con el mismo cociente intelectual. Las embarazadas lograban hasta un 20% menos de puntuación en las pruebas.

las reducciones de sustancia gris perduran por lo menos dos años después del embarazo

Un estudio publicado en febrero de 2000 por la neurocientífica Liisa Galea, de la Universidad de Columbia Británica, encontró otro curioso dato. El volumen del hipocampo -un centro clave para la memoria y el aprendizaje espacial-, fue menor en ratas preñadas que en ratas no lo estaban. En otros estudios, Galea demostró que las ratas en su tercera semana de embarazo, el equivalente al primer trimestre humano, cuando los niveles de progesterona, estradiol, prolactina y hormonas relacionadas están en su pico, mostraron menor capacidad de aprendizaje espacial en comparación con las ratas no preñadas.

Ayuda Psicológica Cerebro embarazada cambios

Según un estudio realizado por investigadores de la Universitat Autonoma de Barcelona y la Universidad de Leiden y publicado en la revista Nature Neuroscience, el embarazo produce cambios sustanciales en la estructura cerebral, principalmente reducciones en el volumen de la sustancia gris. Se ha demostrado que las reducciones de sustancia gris perduran por lo menos 2 años después del embarazo. Sin embargo, este estudio no ha probado que estos cambios influyan en la pérdida de memoria y otras capacidades.

Conclusión

Se podría decir que el cerebro cambia estructuralmente y en sus funciones. Las mujeres embarazadas se vuelven más olvidadizas con cosas cotidianas, pero están más alerta con lo que respecta a sus bebés. La oxitocina hace que se vuelvan más abiertas al amor, pero también aumenta la agresión defensiva hacia personas que puedan suponer una amenaza. Las mujeres embarazadas también son mejores en el reconocimiento de caras.