Ayuda Psicológica resolución de conflictos laborales enfrentamiento en el trabajo

¿Cómo actuar con los conflictos en el trabajo?

La Resolución de conflictos laborales en cualquier entorno laboral donde puede surgir un enfrentamiento en el trabajo es clave para tener un buen clima laboral.

Llamamos conflictos a situaciones en las que hay, o se percibe que existen, intereses opuestos. Supone un desacuerdo manifiesto o encubierto que genera ansiedad y malestar. Hay dos o más personas implicadas a las que les afecta un deterioro en sus interacciones.

Un conflicto existe desde el momento en que se percibe como tal, se toma conciencia de él. A veces el conflicto es percibido solo por una de las partes. Los conflictos son normales en todos los entornos, sobre todo en el laboral, y como algo normal hay que abordarlo. La ansiedad que se produce es debida al miedo a la pérdida: miedo a perder autoridad, estatus o reconocimiento, a no lograr objetivos.

Fases de los conflictos laborales

Un enfrentamiento en el trabajo no es algo que se genere repentinamente. Existen unos antecedentes y unas fases que debemos analizar para después poder solucionar los problemas:

  • Un enfrentamiento en el trabajo es suscitado por una situación previa. Es evidente que para que haya conflicto tiene que haber coincidencias e interacciones anteriores.
  • Las partes empiezan a percibir que algo pasa. Se está fraguando un conflicto, pero todavía no se ha expresado y nadie se siente afectado. Parece que no pasa nada, pero la comunicación ya empieza a cobrar dobles sentidos y se analiza con minuciosidad todas las señales que auguran un enfrentamiento en el trabajo. Gestionar bien este momento es crítico, porque se puede detener antes de que explote.
  • Las partes ya se sienten afectadas. Nacen las emociones de amenaza, miedo y desconfianza.
  • El enfrentamiento en el trabajo ya se expresa abiertamente. Las conductas pueden ser de agresividad o de discusión. En esta etapa es cuando puede tener consecuencias muy negativas o por el contrario se buscarán soluciones al problema.
  • La superación del conflicto: resolución del problema en el que se llega a un acuerdo o hay una derrota.
  • La resolución de conflictos laborales: las soluciones dadas a los conflictos pueden generar los antecedentes de uno nuevo, o por el contrario, suponer un avance. Lo mejor es llegar a una solución negociada y consensuada en la que ambas partes resulten moderadamente satisfechas.

Un conflicto  existe desde el momento en que se percibe como tal, se toma conciencia de él

 

Formas de resolución de conflictos laborales

Yo tengo razón, tú no

Esta actitud normalmente se expresa con el comportamiento, no con palabras. Se intenta imponer el criterio propio como único. Exige obediencia por parte del otro y que asuma que va a perder. Si se escucha al otro es solo para hacerle ver que está equivocado.

Es un método adecuado si no se cuenta con tiempo, se tiene cierta autoridad y tus oponentes tienen metas a corto plazo. Las consecuencias, sin embargo, pueden varias: desde adversarios muy complacientes, a rencorosos. Esto último generará nuevos conflictos.

Yo no tengo razón, pero tú tampoco

Si yo pierdo algo me aseguraré de que tú también. Ninguna de las dos partes se escuchan. Es una forma de castigar al oponente al saber que uno no va a salir victorioso. Se basa en sentimientos de hostilidad y venganza. Suele generar nuevos conflictos que van a más.

AYUDA PSICOLÓGICA CONFLICTOS

 

Yo no tengo razón, tú sí

Es asumir que el otro tiene razón y ceder. A veces se hace por un sentimiento de indefensión. Se haga lo que se haga, se tiene las de perder. Otras veces se hace por miedo a generar conflictos futuros. Otras por sentirse confuso. El oponente parece tan seguro, que quizás tenga razón. Esta postura puede ser la más práctica e inteligente para problemas que no tienen consecuencias demasiado importantes.

Yo tengo razón, tú también

Los objetivos están claros, pero se está abierto a negociar las exigencias del otro. Ambas partes tienen algo que ofrecer y algo que perder. Hay muchas formas de resolver los problemas. Ambos intentarán encontrar la que más beneficie a las partes. Todos podemos estar en lo cierto. Todos podemos estar equivocados.

Esta suele ser la forma más adecuada de solucionar conflictos cuando se cuenta con buena disposición a una cordial relación en la que todos salen ganando y se dispone de tiempo. En psicología se le da mucha importancia a tener un bajo nivel de ansiedad para hacerlo. Cuando las emociones negativas son muy intensas resulta imposible hacerlo. Antes de abordar el conflicto hay que rebajar estas emociones.

Beneficios de resolver el enfrentamiento en el trabajo

Las consecuencias la resolución de conflictos laborales son: desarrollo personal y laboral, aumento de la confianza, la autoestima y un adversario que se convierte en socio.